Essays You Have To Read Pay To Write Professional Creative Essay On Civil War Essay On Maestro By Peter Goldsworthy Quotes Global Warming And Solution Essay

1 | Muévete: planifica la ruta y el viaje

Muévete y házlo. Este primer consejo, aunque resulta obvio es el más importante. Lo primero es que dejemos de poner excusas, coge el ordenador, da estos pasos.
Planea un poco la ruta y el viaje,conectate en internet, planifica un poco las etapa,

https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=1iJPe9ypgO61n4r0likEcvZ6iBoM&hl=en_US&ll=42.712431792560956%2C-4.89082499999995&z=7

Busca un día, una hora y un lugar de partida. cierra todos tus compromisos para esas fechas.
El Camino más utilizado y dicen que uno de los más bonitos es el Camino Francés, que empieza en Saint Jean Pied de Port, en los Pirineos franceses, aunque hay personas que empiezan por el lado español.
El Camino francés camino tiene más o menos unos 800 kilómetros.
Más abajo tienes el recorrido en Google maps, para que te hagas una idea.

https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=1iJPe9ypgO61n4r0likEcvZ6iBoM&hl=en_US&ll=42.712431792560956%2C-2.64961406249995&z=7

[2] Haz el camino lo más auténtico posible: utiliza albergues
No busques hoteles, duerme en los albergues para peregrinos, hazlo auténtico, Es allí es donde encontrarás el verdadero ambiente del camino, donde de verdad vamos a experimentar la sensación de estar haciendo algo que nos llene y nos cambie.
Conocer gente en los albergues. También conocerás a mucha gente que esta haciéndolo y es posible que incluso acabes haciendo el camino acompañado por otras personas.
Coste reducido. Suelen tener un coste bastante bajo unos 5 o 10 euros, están regentados por personas acostumbradas a tratar con mucha gente y por lo general son personas muy agradables, son sitios básicos pero con camas y aseos limpios.
Recaba información cada día de forma actualizada. Los mismo albergues aparte de descansar, son sitios perfectos para informarnos sobre como esta el camino y para que hacer para divertirse.
Información útil: Todos los albergues del Camino de Santiago.

 

 

 

3.- El equipamiento, aquí te lo juegas todo: unas buenas botas.
Las botas es el elemento más importante de toda la ropa, no tengas miedo en gastar dinero en una buenas botas de montaña, seguramente eso te ahorre muchos disgustos. Podemos buscar ahorro en el camino en muchas cosas pero no en las botas.

Junto con las botas unos buenos pares de calcetines también son importantes, y a ser posible tenerlos lo más limpios posible, es decir hay que lavarlos diariamente (los albergues suelen tener lavandería).
4.- El saco de dormir
En cuanto al tipo de saco de dormir es mejor que sea más o menos fino, en los albergues hay mantas en caso de que las necesites y así será menos aparatoso.
5.- Lleva solo lo necesario
Es importante llevar solo lo necesario en tu mochila, forma parte de la esencia del camino hacerlo con lo estrictamente necesario, olvídate de las cosas inútiles.
Sólo necesitas: un par de calzoncillos, un par de calcetines, dos camisetas, un par de pantalones, a ser posible con cremallera para poder hacerlos cortos-largos, gorra para el sol, un polar para las noches, pasta, y cepillo de dientes, un ligero neceser de ducha, una toalla pequeña, jabón y un par de sandalias.
Olvídate: del teléfono, del Ipad y de todo lo demás, disfrutaras más del camino sin ningún aparato que te distraiga de lo importante, así te sentirás más libre y disfrutarás del camino mejor.
6.- Conoce gente, haz amigos
En realidad, esto no es algo que haga falta decir, lo cierto es que sales solo, conoces gente y haces amigos, que muchas veces durarán años, sin proponertelo.
Los Caminos a Santiago representan una población en movimiento equivalente a una ciudad de más de 200.000 habitantes. La Oficina del Peregrino registró en 2014 la llegada de 237.810, más de la mitad extranjeros de 109 países (sobre todo italianos, alemanes, portugueses y estadounidenses), Piensa que al final haces vida con los peregrinos, comes con ellos, duermes en las mismas habitaciones, recorréis los mismos caminos los mismos parajes, es decir muchas cosas en común. Así que sin darte cuenta sucede.
7.- Ocupa un tiempo a la meditación
Da igual si crees o no, no te estoy diciendo que vayas a rezar, ni que vayas a pedirle ni a agradecerle nada a dios, solo digo: entra en las iglesias, ve a misa, durante todo el camino hay numerosos monasterios en los que se hacen misas para peregrinos, hay que decir que aunque no se crea en dios tiene su encanto, ayuda a estar en conexión con el Camino.
Eso si, la que es obligatoria para el Camino, es la misa del peregrino a medio día en la Catedral de Santiago. Disfruta de la preciosidad de la Catedral, de la visita la tumba del Apóstol Santiago y disfruta también de la plaza y especialmente del ambiente que se aprecia en los alrededores de la catedral.

[8] Disfruta de los momentos que regala el camino
Recuerda que esto no es una carrera, hay gente que se hace hasta 40 kilómetros diarios pero lo normal suele estar entre 20 o 25 km..
Si hay un sitio que te gusta especialmente, un paisaje, lo que sea, disfrútalo, quédate ahí y haz solo 5 kilómetros ese día. Da igual, aprende a disfrutar de los regalos que da esta experiencia y párate a olerlos y saborearlos. El patrimonio monumental, arquitectónico y natural del Camino es absolutamente soberbio. En el mapa de abajo tienes señalados los hitos monumentales más importantes del Camino francés, el del Norte, el primitivo y el aragonés. Un simple vistazo convencerá a cualquiera.
9.- La credencial de peregrino.
Es útil para los albergues y necesaria si quieres que al final del Camino te entreguen la Compostela en la Oficina del Pregrino. con su dispensa. Se solicita en cualquier Asociación de Amigos del Camino de Santiago. También te la pueden dar en el primer albergue en el que te quedes. La credencial es una especie de pasaporte que te acredita como peregrino y da fe de los sitios por los que has ido pasando durante el Camino, siempre que vayas a pie, bicicleta o a caballo. a lo largo del Camino, Deberás ir sellándola en albergues, iglesias, ayuntamientos o en cualquier otro organismo que te encuentres a tu paso.
La credencial sirve para identificarte como peregrino y acceder a los albergues o alojamientos especiales, siempre que haya hueco. También para descuentos en museos, monasterios y en algunos centros de ocio.

10.- Un último regalo: disfruta Santiago
Cuando el Camino termina es cita obligatoria disfrutar de las playas de Finisterre (Donde acababa el mundo), si aún te quedan fuerzas y un poco de dinero, reserva una habitación en un hotel, creo que te lo has ganado, no será mucho, unos 30 euros por persona, y pasa el día bañándote en la playa o disfrutando del sol.  También, por que no, pégate una buena comida, si puede ser de marisco gallego.
Si no tienes prisa en volver y quieres aún más disfrutar de Santiago te dejamos estas 10 cosas que no debes perderte de Santiago de Compostela.